¿Estas obligado a hacer un Certificado Energético? Averigua si te afecta la Ley

Inicio / ¿Estas obligado a hacer un Certificado Energético? Averigua si te afecta la Ley

En este apartado de la web te damos los criterios básicos para saber si estás obligado por Ley a tener un Certificado de Eficiencia Energética.

La norma básica: si construyes, alquilas o vendes necesitas un Certificado de Eficiencia Energética

Es muy sencillo, El Real Decreto 235/2013 establece que quedan afectados por la obligación:

  • Edificios de nueva construcción.
  • Edificios o partes de edificios existentes que sean puestos en venta o en alquiler. En este apartado se incluyen Viviendas de cualquier tipo, edificios completos, oficinas y locales comerciales.
  • Edificios en los que la autoridad pública ocupe más de 250m2 útiles y que sean frecuentados por el público.

Las excepciones

Si estás en alguno de los siguientes casos, estarás exento de realizar el Certificado Energético:

  • Si alquilas o vendes partes de edificios indivisibles, es decir: una habitación individual (como es el caso de Hoteles, casas rurales o pisos de estudiantes), un despacho dentro de unas oficinas, un local dentro de un centro comercial, un puesto dentro de un mercado, etc…
  • Si alquilas o vendes inmuebles que no requieran de sistemas de acondicionamiento del aire interior, es decir, que no sean habitables como son, por ejemplo: trasteros, almacenes, garajes, etc…
  • Si alquilas por un período inferior a 4 meses (alquileres de temporada o vacacionales).
  • Si tu inmueble tiene algún tipo de protección monumental o está catalogado por el Planeamiento vigente.
  • Edificios aislados con una superficie útil inferior a 50m2 (pequeña casa de campo, quioscos en la vía pública, etc…)
  • Edificios de carácter provisional cuyo uso previsto sea inferior a los 2 años.
  • Están exentos también edificios para usos agrícolas (salvo viviendas), zonas de producción y talleres en Naves Industriales, edificios de la defensa y edificios destinados al uso religioso.
  • Tampoco necesitarás el Certificado si tu inmueble está en deficiente estado de conservación, sea inhabitable y requiera ser demolido o sufrir una renovación completa de su envolvente térmica e instalaciones. Un claro ejemplo de esta excepción es el caso de los locales comerciales en bruto (sin acondicionar).

Muchos son los casos posibles por lo que si sigues teniendo dudas te invitamos a que contactes con nosotros y nos dejes tu consulta, estaremos encantados de poder asesorarte.